OVRSEA se dirige cada mes a sus clientes para evocar la actualidad del transporte y de la logĂ­stica, ademĂĄs de los futuros desafĂ­os. Denis Rousseau, responsable de compras @Eurosit, nos comenta cĂłmo el extremo nivel de incertidumbre trastorna a diario su coordinaciĂłn de la logĂ­stica y de los transportes.

Hola Denis, ÂżPodrĂ­a empezar por presentarse?

Después de una trayectoria en el sector del automóvil, especialmente en Valéo, desde hace 4 años soy el responsable de compras en Eurosit. Con sede en Nevers, Eurosit es una empresa francesa fabricante de sillas de oficina que forma parte del grupo Sokoa, cuya oficina central estå en Hendaye y que cuenta con un total de 600 empleados. El grupo es el líder francés del sector. En Eurosit trabajamos en B2B con muchas empresas importantes, como la SNCF, EDF, promotores, grandes bancos, SAFRAN, mutuas y seguros al igual que con Renault, aunque también trabajamos con organismos del Estado.

ÂżCuĂĄles son las caracterĂ­sticas de la empresa con respecto a la logĂ­stica y al transporte?

Nuestra planta de producciĂłn estĂĄ ubicada en Nevers e importamos la mayor parte de nuestras piezas componentes de Europa y, en menor medida, de China. El marĂ­timo y el ferroviario son nuestros principales medios de transporte desde Asia, aunque este Ășltimo ya no estĂ© en el programa debido a la guerra en Ucrania. Pero hasta ahora, hemos podido aprovechar las ventajas del ferrocarril, gracias, fundamentalmente, a la capacidad de respuesta y a la pericia de Ovrsea.

ÂżCĂłmo ha encarado el impacto de la crisis sanitaria desde el 2020?

Desde finales del 2019, reaccionamos råpidamente constituyendo 6 meses de stock, en lugar de los 3 anteriores, lo que nos ha permitido mantener la producción y sobrepasar la crisis del Covid, del bloqueo del Canal de Suez y de los otros cierres o congestiones portuarias de estos dos años. En vista de la actual situación, la escasez de componentes y la gran inestabilidad geopolítica, acabamos de tomar la decisión de pasar a 8 meses de existencias.

ÂżTiene planeado relocalizar aĂșn mĂĄs la producciĂłn de sus componentes?

Estå claro que queremos reducir al mínimo nuestra dependencia de Asia. Si tomamos en cuenta las pocas piezas técnicas simples en coproducción con nuestros socios locales, creemos que es bastante fåcil repatriar la producción a Europa y eso es lo que hacemos. En cambio, en el caso de algunos componentes es preciso constatar que algunas tecnologías son casi exclusivamente asiåticas, ya sea por razones financieras o por la capacidad de producción; por ello, va a ser difícil prescindir de esta producción china a corto y mediano plazo.

El nivel de incertidumbre global se mantiene extremadamente alto. ÂżCĂłmo se proyecta en un futuro mĂĄs o menos cercano?

Se ha vuelto muy difĂ­cil proyectarse, incluso hacia uno o dos meses. Igualmente, entre el 2020 y el 2021, hemos gestionado crisis puntuales con relaciĂłn a componentes muy especĂ­ficos, pero con la crisis en Ucrania y la Covid en China, ya no hay visibilidad. Todos los dĂ­as recibo mucha informaciĂłn acerca de los potenciales o los mayores riesgos de escasez y esto tiende a acentuarse. Nos preparamos para lo peor, esperando que nunca llegue. A este respecto, recientemente hemos tomado una importante decisiĂłn: poner en stock los componentes de una gama de sillas estratĂ©gicas para nosotros, con el fin de concentrarnos en ella y seguir satisfaciendo a nuestros clientes, aunque tengamos que dejar otras gamas menos importantes en un segundo plano. En toda mi carrera profesional nunca habĂ­a vivido una situaciĂłn como esta. Tenemos que examinar nuestras estrategias y decisiones fundamentales profundamente y de manera constante, teniendo presentes las Ășltimas noticias del dĂ­a.

Justamente a propósito de esto, ¿qué significa para usted una fuente de información como Le Chargeur?

En cuanto lo recibo, me apresuro a leerlo. Se ha vuelto indispensable mantenerse informado de manera continua para ajustar lo mejor posible la estrategia. Actualmente actuamos segĂșn el dĂ­a a dĂ­a, permanentemente en contacto directo con nuestros proveedores y socios como Ovrsea. Lo que vivimos es sin precedentes y en la actualidad no tenemos ningĂșn caso ejemplar que nos ayude a tomar nuestras decisiones. Todo es feeling y profesionalismo en la gestiĂłn pura de la crisis. Por supuesto que cuando uno sale ileso del año 2021, sin ruptura de producciĂłn y con un margen, a pesar de las 10 o 12 crisis atravesadas, es formidable, es un orgullo para todo el equipo. A pesar de las dificultades, todo esto sigue siendo muy formador y nos permite avanzar como profesionales. Seremos mĂĄs sabios y sensatos en la formulaciĂłn de nuestras futuras estrategias.